609087722 (Ángel) - 609087442 (Carlos)   cerrajeros@thc.es    

Curvar el hierro

on 11 Agosto, 2014
Visto: 1292

Una de las tareas más complicadas en la carpintería metálica es la curvatura del hierro. Debido a sus propiedades de dureza y flexibilidad, la fabricación del arco de una puerta puede convertirse en una labor muy difícil. Además, obtener los desarrollos exactos de la curva se requiere experiencia y habilidad, puesto que un error en un material tan caro podría encarecer el precio final. 

Curvar el hierro en la elaboración de un artículo de carpintería metálica conlleva una complejidad que requiere un gran preparación. En primer lugar, tenemos que utilizar material hueco o laminado (tubo) en numerosas ocasiones para evitar pesos innecesarios, lo cual hace muy difícil la curva del metal por el riesgo de abollarse. En segundo lugar, la precisión debe ser milimétrica para hacer coincidir todos los perfiles que llevará una puerta, ventana o barandilla (si es ventana acristalada, deberán coincidir varios perfiles en cuerva donde se aloja el cristal).

En la antigüedad, el maestro forjador moldeaba el hierro calentando en la fragua hasta conseguir la curva que buscaba para realizar el trabajo. Si bien esta tarea dependía de la artesanía que tuviera el forjador, que en muchos casos era un verdadero artista, surgían varios problemas o limitaciones propios de la técnica. Por una parte, al calentar numerosas ocasiones, el metal se doblegaba, pero perdiendo muchas propiedades para conseguir la curva. Por otra parte, el trabajo manual dejaba una constante imprecisión en el hierro y unos costes imposibles de asumir para una persona de clase media.

Actualmente, la maquinaria hace un trabajo impecable en este sentido, lo que demuestra una evolución a nuevas técnicas para trabajar el metal. Entre sus ventajas, la reducción del tiempo para hacer una curva, la precisión que obtiene y la mejora de precios causada por la ligereza del trabajo. Por eso, la fragua queda ahora en una posición de asistencia hacia el perfeccionamiento de arcos o círculos muy irregulares, que requieren calor para ajustarse. 

La máquina de curvar es muy escasa entre los talleres de la zona y compleja de conseguir. En Talleres Hermanos Campanero contamos con su servicio, de indudable utilidad, lo que en muchas ocasiones hace de nuestro trabajo un artículo limpio y preciso.

Leave your comments

Post comment as a guest

0
terms and conditions.

Comments

  • No comments found